LOS EFECTOS DE LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS SOBRE LA SALUD HUMANA – BRECHAS EN LA DETERMINACIÓN DE RIESGOS

ARPAD PUSZTAI y SUSAN BARDOCZ

 

Los Dogmas Fundamentales de la Biotecnología Transgénica:

•    No existe evidencia “verosímil” de que los cultivos GM dañen el medioambiente.

•    Tampoco de que los alimentos GM perjudiquen la salud humana / animal.

•    Por lo tanto: son tan inocuos como sus “contrapartes convencionales sustancialmente equivalentes” y no necesitan ser analizados.

 

¿Están estos puntos de vista fundamentados por datos publicados en revistas científicas con referato?

•      Una revisión reciente concluyó que los más pertinentes  interrogantes respecto de la seguridad ambiental de los cultivos transgénicos todavía no fueron respondidos y menos aún investigados (Wolfanberger y Phifer, Science, 2000).

•      Una revisión (Domingo, Science, 2000)  sólo halló publicados ocho trabajos con referato sobre los potenciales impactos sanitarios de los alimentos transgénicos; esta cifra aumentó hasta más de una docena en el año 2003 (Pusztai et al, 2003).

•      Un informe de la Royal Society de Canadá afirmó que la “equivalencia sustancial” es un concepto fatalmente distorsionado y la reglamentación basada en él expone a los canadienses a potenciales riesgos sanitarios tales como reacciones tóxicas y alérgicas.

¿Todos están de acuerdo en que los cultivos/alimentos transgénicos son seguros y no necesitan ser analizados?

•      Informe oficial de la British Medical Association (a ser actualizado en breve): “Toda conclusión acerca de la seguridad de introducir material transgénico en el Reino Unido es prematura ya que, hasta el momento, hay insuficiente evidencia para informar al proceso de toma de decisiones”.

•      La mayoría de consumidores ingleses piensa que los alimentos transgénicos son inseguros. Ya que no existe demanda para estos alimentos,  la mayoría de supermercados ingleses ha suspendido su venta.

•      Casi todos los consumidores europeos exigen, como mínimo, su etiquetado y experimentación de seguridad rigurosa, transparente e independiente.

 

ESTADO ACTUAL DE LA CIENCIA DE ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

•      ¡Muchas opiniones pero poca información!

•      Hasta la fecha, ningun ensayo clínico en humanos y solo unos pocos estudios sobre animales han sido publicados.

•      La “determinación de inocuidad” preferida por la industria y los reglamentadores está basada en el pobremente definido y legalmente inválido concepto de “equivalencia sustancial”.

¿Cómo puede ser una planta nueva y “la misma” a la vez?

Este es el motivo para la utilización de la equivalencia sustancial:

•      Para ser patentada, una planta debe ser novedosa (por esto es que tienen que insertarle el nuevo gen).

•      La planta debería ser igual a sus progenitoras, de modo tal que no sea necesario evaluar su inocuidad.

 

EQUIVALENCIA SUSTANCIAL

•      Una “vaca loca” es sustancialmente equivalente a una vaca sana

•      La similaridad en la composición no es garantía de que la comida GM es tan inocua como la convencional.

•      La ES debe utilizarse en evaluación de riesgos sólo como un recurso inicial.

•      Debe establecerse mediante experimentación en animales que los alimentos transgénicos no generan efectos nocivos, tóxicos o alergénicos.

 

EL TRACTO DIGESTIVO DEBE SER EL PRINCIPAL OBJETIVO DE LA DETERMINACIÓN DE RIESGOS DE ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

UNA OPINION PERSONAL DE ARPAD PUSZTAI Y SUSAN BARDOCZ.

 

LOS ARGUMENTOS A FAVOR DE PRUEBAS BIOLÓGICAS

•      Demostrar la presencia de nuevas toxinas y alergenos mediante métodos químicos es, en el mejor de los casos, difícil.

•      En contraste, el consumo de agentes biológicos inesperados pero potentes puede implicar efectos de magnitud desproporcionada sobre la salud.

•      Como todos los alimentos, los transgénicos afectarán en primer lugar al tracto digestivo.

 

EL TOMATE FLAVR-SAVRTM (ver Pusztai y col., 2003)

•     Un producto de la tecnología “antisentido”.

•     Se aseveró que la inserción de los genes Flavr-Savrtm y kanr no produjo ningún cambio en la composición bruta ni en el contenido de glicoalcaloides potencialmente tóxicos del fruto.

 

Incidencia de Erosión/Necrosis de Estómago en tomates Transgénicos y Convencionales


Estudio 677-004

•      Non-trg macho     0/20

•      Non-trg hembra   0/20

•      Trg macho            0/20

•      Trg hembra          4/20

•      re-conteo               7/20

Estudio 677-005 (tomates diferentes)

 

•      Non-trg macho    1/20

•      Non-trg hembra  0/19

•      Trg macho           0/20

•      Trg hembra         2/1

COMMITTEE  ON TOXICOLOGY (MAY 1999)

Raw parent x100                               Raw GM x100

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LANCET  (1999) 

EROSIÓN/NECROSIS

•      En humanos, las erosiones glandulares estomacales pueden conducir a hemorragia con riesgo de muerte, particularmente en ancianos y pacientes medicados con agentes anti-inflamatorios no esteroideos (Pusztai et al, 2003).

•      La necrosis también puede ser potencialmente seria porque siete de cuarenta ratas alimentadas con tomates transgénicos murieron inexplicablemente en un lapso de dos semanas.

 

PAPAS TRANSGÉNICAS EXPRESANDO LA TOXINA BT (Fares y El-Sayed, 1998)

•      Las papas-Bt y la toxina-Bt ocasionaron disrrupción, multinucleación, edema y aumento de la degeneración de células superficiales ileales en ratas.

•      Estos efectos demostraron que la toxina-Bt persiste de formas funcional e inmunológicamente activas en el intestino.

 

 

Cry1Ac se liga a carbohidratos superficiales en el yeyuno de la rata (Vazquez-Padrón y col., 2000a)

•      La detección inmuno-histoquímica indirecta in vitro del ligamiento de la protoxina a secciones yeyunales fijadas.

•      El estudio de ligadura blotting con BBMVs aisladas a partir de intestino delgado de rata mostró 6 proteínas de contacto.

 

La protoxina Cry1Ac es un inmunógeno sistémico y mucoso (Vazquez-Padrón y col., 1999)

•      La protoxina Cry1Ac tanto cristalina como soluble administrada a ratones intraperitoneal o intragástricamente indujo una alta respuesta sistémica a anticuerpos anti-Cry1Ac.

•      Sólo la forma soluble produjo intragástricamente una fuerte respuesta mucosa.

•      Se detectaron altos niveles de anticuerpos en los fluídos de intestino delgado y grueso.

 

La protoxina Cry1Ac es un adyuvante sistémico y mucoso (Vazquez-Padrón y col., 2000b)

•      A la co-administración con antígenos, tanto la toxina colérica (TC) como la protoxina Cry1Ac incrementaron los niveles séricos de anticuerpos contra estos antígenos a través de ambas vías de administración.

•      El acrecentamiento es muy fuerte para anticuerpos IgG séricos e intestinales, particularmente de intestino grueso.

•      La protoxina Cry1Ac debe sobrevivir al tránsito intestinal.

 

PAPAS TRANSGÉNICAS EXPRESANDO EL GNA (Ewen & Pusztai, 1999)

•      La alimentación de ratas con papas-GNA indujo crecimiento proliferativo en su estómago, intestino delgado e intestino grueso y también infiltración linfocitaria que no fue evidenciada en los controles alimentados con papas no transgénicas con o sin suplemento de GNA. (GEN DE LECTINA Galanthus nivalis)

•      Por ende, estos efectos no se debieron a expresión del transgén sino, posiblemente, a su inserción genómica.

 

LA SIMULACIÓN IN VITRO DE LA DIGESTIÓN PROTÉICA INTESTINAL ESTÁ BÁSICAMENTE FALSEADA

•      Todas las lectinas (incluyendo las Cry) resisten la proteólisis (descomposición) en el intestino in vivo pero en los ensayos in vitro son degradadas por proteasas intestinales.

•      Las proteínas recombinantes de E. coli son rápidamente degradadas tanto in vivo como in vitro.

•      Las proteínas transgénicas deben ser aisladas a partir de la planta GM y los estudios de digestibilidad deben ser realizados in vivo. El uso de recombinantes de E. coli  en ensayos de digestibilidad y toxicidad es inaceptable.

 

SUPERVIVENCIA DE TRANSGENES EN HUMANOS (1)

•      Sólo se realizó un único estudio sobre humanos con alimentos transgénicos (todavía no publicado) para saber si los genes marcadores de resistencia a antibióticos sobreviven en el intestino.

•      En seis de siete pacientes ileostomizados a los que se les dio una ración de soja transgénica se demostró la presencia en heces de cantidades pequeñas pero mensurables de la extensión completa del constructo transgénico.

 

SUPERVIVENCIA DE TRANSGENES EN HUMANOS (2)

•      La vision “oficial” es que solo pequeños fragmentos de ADN transgénico sobreviven al tránsito mientras que, en realidad, los resultados mostraron la presencia de pequeñas cantidades de ADN de longitud completa en bacterias de la cavidad intestinal.

•      Para el ser humano, todos los efectos biológicos importantes ocurren durante su tránsito intestinal; sin embargo, su ausencia en las heces puede beneficiar al medioambiente.

 

SUPERVIVENCIA DE TRANSGENES EN CERDOS (Chowdhury y col., 2003)

•      En un nuevo estudio, se detectaron fragmentos del gen recombinante para cry1Ab en el tracto digestivo de cerdos alimentados con maíz Bt11.

•      No se detectó ninguno de estos fragmentos en sangre periférica mediante PCR.

•      Se necesitan métodos de detección de mayor sensibilidad.

CONCLUSIONES SOBRE EFECTOS DE LOS TRANSGENES Y SU SUPERVIVENCIA EN EL INTESTINO

•      Los pocos estudios realizados demuestran que los datos más informativos provienen de estudios de sus efectos biológicos sobre el tracto digestivo.

•      La mejor manera de fortalecer el basamento científico de la determinación de riesgos respecto de alimentos transgénicos es agrandar esta base de datos mediante la realización de trabajos adicionales de forma transparente e independiente de la industria.

 

LA FUNCIÓN NUCLEAR DE HEPATOCITOS SE HALLA ALTERADA EN RATONES ALIMENTADOS CON SOJA RR (Malatesta y col., 2002)

•      La alimentación con soja transgénica incrementa:

•      el índice de tasa metabólica en los núcleos de hepatocitos,

•      la cantidad de poros nucleares indicativa de tráfico molecular intenso y

•      factores de empalme nucleoplásmicos (snRNPs, SC 35) y nucleolares (fibrilarina).

•      El mecanismo es desconocido.

 

ESTUDIOS DE INOCUIDAD DE ADN TRANSGÉNICO EN EL TRACTO DIGESTIVO

•      TAREAS:

•      Rastrear el ADN transgénico a lo largo del tracto intestinal.

•      Constatar si el ADN transgénico es absorbido hacia la circulación sistémica y los órganos corporales.

•      Constatar si el ADN transgénico pasa hacia la placenta y el feto.

•      Cuáles son las consecuencias biológicas?

 

Estudios de alimentación que investigan los factores de riesgo potenciales de los alimentos transgénicos

•      Terje Traavik y col., GenOk; Universidad de Tromso, Noruega.

 

Evaluar los peligros potenciales del consumo de alimentos GM

•      Determinar si trozos de constructos transgénicos (conteniendo el gen promotor CaMV 35 s) son absorbidos por el intestino y tienen efectos biológicos.

•      Determinar si el ADN transgénico proveniente de maíz Bt es absorbido a través del intestino y tiene efectos biológicos.

•      Determinar si la toxina-Bt del maíz trasngénico afecta al intestino,a los órganos corporales o al sistema inmune.

•      Determinar si los genes de resistencia a antibióticos transforman in vivo a las bacterias intestinales.

 

SEGURIDAD DE ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

•      En ausencia de estudios de seguridad, la falta de evidencia de que los alimentos transgénicos son inseguros no puede ser interpretada como prueba de que son seguros.

•      Hasta el momento, los pocos estudios bien diseñados publicados demuestran potencialmente preocupantes efectos biológicos de los alimentos transgénicos.

•      Los reglamentadores los han ignorado impunemente.

REFERENCIAS (1)

•      Chowdhury, EH., et al  (2003) Detection of corn intrinsic and recombinant DNA fragments and Cry1Ab protein in the gastrointestinal contents of pigs fed genetically modified corn Bt11. Journal of Animal Science   81, 2546-2551.

•      Domingo, JL. (2000) Health risks of genetically modified foods: many opinions but few data.  Science 288, 1748-1749.

•      Ewen, SWB & Pusztai, A. (1999) Effects of diets containing genetically modified potatoes expressing Galanthus nivalis  lectin on rat small intestine.  Lancet 354, 1727-1728.

REFERENCIAS (2)

•      Fares, NH & El-Sayed, AK. (1998) Fine structural changes in the ileum of mice fed on delta-endotoxin-treated potatoes and transgenic potatoes. Natural Toxins 6, 219-233.

•      Malatesta, N. et al. (2002) Ultrastructural morphometrical and immunocytochemical analyses of hepatocyte nuclei from mice fed on genetically modified soybean. Cell Structure and Function 27, 173-180.

•      Pusztai, A. et al. (2003) Genetically Modified Foods: Potential Human Health Effects.  In: Food Safety: Contaminants and Toxins (ed. JPF D’Mello) pp.347-372. CAB International, Wallingford Oxon, UK.

REFERENCIAS (3)

•      Vazquez-Padron, RI. et al. (1999) Intragastric and intraperitoneal administration of Cry1Ac protoxin from Bacillus thuringiensis induces systemic and mucosal antibody responses in mice.  Life Sciences 64, 1897-1912.

•      Vazquez-Padron, RI. et al. (2000a) Cry1Ac protoxin from Bacillus thuringiensis sp. Kurstaki HD73 binds to surface proteins in the mouse small intestine.       Biochemical and Biophysical Research Communications 271, 54-58.

REFERENCIAS (4)

•      Vazquez-Padron, RI. Et al. (2000b) Characterization of the mucosal and systemic immune response induced by Cry1Ac protein from Bacillus thuringiensis HD 73 in mice.  Brazilian Journal of Medical and Biological Research 33, 147-155.

•      Wolfanberger,  & Phifer,   (2000)              Science

 

CONTACTENOS

Enviando

©2022 Instituto Argentino de Terapia Neural

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?