LA DISTRIBUCION PLANETARIA DE SISTEMAS CURATIVOS

Richard Grossinger

Traducción: Jorge Kaczewer

Fuente: Capítulo del libro Planet Medicine – From Stoneage shamanism to post-industrial healing. (Medicina Planetaria – del chamanismo de la edad de piedra a la sanación post-industrial.) Richard Grossinger – 1980 – Editorial Shambala, EE.UU.

 

Estamos saturados de detalles conectados entre sí sólo por métodos aleatorios de categorización. O contamos con generalizaciones facilistas que carecen de toda aplicación significativa. Estamos atrapados entre el globalismo que nos brinda nuestro conocimiento parcial de una gran variedad de técnicas, y las inteligencias regionales que son inmunes a su traducción completa.

Existen factores y habilidades universales que surgen a partir de la condición humana. Todas las medicinas tienen un origen nativo. Esta unidad es el fundamento de los actuales intentos de lograr una sanación holística transcultural. Y permite que las medicinas puedan ser compartidas, pese a las diferencias culturales.

La medicina del mundo muestra idiosincrasias y simetrías de amplia difusión. Cualquier sistema tiene ítems únicos, que son los más proclives a perderse en la traducción, a menos que sean técnicas suficientemente robustas y rudas  como para resistir un contexto cultural foráneo. Muchos patrones geográficos, en especial los transoceánicos, reflejan migraciones, comercio o contacto cultural subyacentes.

Algunos métodos son extremadamente antiguos y persisten en toda cultura de nuestro crisol global. Aprendimos algunas cosas nuevamente, tanto de los aborígenes de áreas re- diagramadas por el mundo occidental como también de otras civilizaciones eurasiáticas a lo largo de un contacto durante milenios.

También hay técnicas que son idiosincráticamente occidentales, pero para las cuales pedimos prestadas imágenes nuevas primitivas u orientales.

Debemos respetar la diferencia entre medicinas que se desarrollaron puramente a partir de tradiciones orales (aun si fueron registradas luego) y aquellas que son claramente el producto de generaciones de transmisión escrita y erudición.

UN BREVE E INTUITIVO ATLAS

Muchas técnicas curativas son tan básicas que surgieron independientemente por todo el mundo. Ciertamente, la Farmacia es un hecho concomitante de los más simples sistemas de pensamiento humanos y un producto derivado de la recolección de alimentos.

LA LEYENDA DEL TIMBO

Levi-Strauss: El envenenamiento de peces en las lagunas de la jungla sudamericana podría ser el eslabón perdido entre la recolección de plantas y el cultivo de plantas.

El “timbó”, veneno vegetal para peces, se halla relacionado mitológicamente con los melones, producto agrícola, y con la miel, producto de la domesticación de insectos. El timbó puede no ser medicina pero sí es farmacia –farmacia ligada a la caza y farmacia en transición hacia la domesticación botánica.

TECNICAS CURATIVAS ANCESTRALES

El masaje y la incisión parecen surgir espontáneamente a partir de una cinestesia cruda de la salud y la enfermedad. Estas actividades pueden entonces simbolizarse y ritualizarse de formas diferentes, dependiendo del sistema de pensamiento al cual son incorporadas.

El énfasis en la brujería y la enfermedad ocasionada por espíritus es más fuerte en el Hemisferio Sur. En la mayor parte de África, la brujería y el vudú aparentan ser los tratamientos favoritos.

Esta “información” proviene de antropólogos británicos en África. Focalizaban su investigación mayormente en la estructura política y las relaciones de poder dentro de la sociedad. De allí su interés en los ostracismos y las guerras mágicas del vudú. Asimismo, pueden haber soslayado componentes fito-terapéuticos de la medicina nativa. En cambio, los antropólogos americanos tendían a recolectar todo tipo de información sobre las costumbres de los indígenas locales: de allí la inmensa riqueza del herbario norteamericano.

Tanto en América del Norte como en África, la brujería y el herborismo han existido con total paralelismo, y a menudo con practicantes de diferentes especialidades. La regla de oro era prescribir fito-medicamentos hasta determinar que la enfermedad era originada por interferencias psíquicas o sobrenaturales: en tal caso, se pasaba a tratarla mediante la magia. En África se tendía a relacionar enfermedad, juicio y vudú en un único complejo. En América del Norte predominaban ceremonias de sanación complejas, en conjunción con cambios estacionales. Los medicamentos elaborados durante estas ceremonias se distribuyen entre los miembros del grupo para su uso posterior. (La existencia de un tratamiento similar en Bali, ¿podría sugerir un amplio espectro través del Océano Pacífico?).

A medida que nos movemos desde África hacia el Este a través del Océano Índico, la brujería cambia de primariamente psíquica a sobrenatural (en Australia). En África, el origen usual de la enfermedad es otro “doctor” entrenado en la mitad oscura de las artes curativas. La cura: derrotar este poder interferente. En Australia existen Maestros de algo parecido al vudú, pero con énfasis en entidades sobrenaturales y su rol en la génesis de la enfermedad. En América del Norte vemos mundos sobrenaturales muy semejantes a los australianos: ambos paisajes se ven profundamente interiorizados con ancestros y seres mitológicos (animales, rocas, colinas, ojos de agua). Y con espíritus desencarnados ligados a fenómenos naturales. Ambas culturas “sueñan” para transformar la realidad despierta.

Si los espíritus de África parecen más involucrados en vendettas, la cosmogonía americana es como un collage de naturaleza, y lo sobrenatural de Australia semeja una enorme guerra sagrada de ancestros.

Indudablemente, esto también es un prejuicio de nuestras fuentes. Todos los dioses hacen música, residen en hierbas y estanques, y conducen a sus pueblos durante migraciones épicas. La epopeya visionaria es un fenómeno global, una forma de iniciación nativa de la biosfera en sí misma.

CIRUGÍA ARCAICA

La incisión, incluyendo variadas modalidades de insertar agujas, flagelar la carne, escarificar la piel, arañar tejidos y amputar partes de la anatomía, es particularmente típica en Australia y Asia y en parte de la cosmovisión de América del Norte. En África y el Pacífico (excluyendo Australia) el masaje es más frecuente que la incisión  En el Pacífico y en Asia se utilizan sistemas de adivinación como adyuvantes íntimos de  la sanación (a menudo tan elaborados como los rituales de solsticio de Norteamérica).

EURASIA

Predominan sistemas rurales nativos de Europa y Asia, pero eclipsados por las medicinas de las civilizaciones allí desarrolladas. Sin embargo, muchas de las técnicas ancestrales fueron preservadas. Es posible, e incluso  deducible, que el sistema médico documentado que surgió en Occidente, y a lo largo de diferentes líneas, en Oriente, sea el mismo sistema eurasiático original desarrollado durante decenas de miles de años de migraciones bidireccionales entre los polos europeo y asiático del Viejo Mundo.

La distinción entre tradiciones europeas y asiáticas es un evento relativamente nuevo en la historia mundial. El viaje de Marco Polo en el siglo XIII simbolizó la desintegración de la barrera de unos pocos miles de años, la cual fue precedida por oleadas de pioneros asiáticos que colonizaron Europa y una menor cantidad de grupos europeos que emigraron a Asia. Los sistemas elementales de Europa, India y Asia son sumamente similares. La Alquimia es un sistema de pensamiento que abarca todo el Viejo Mundo con dialectos regionales que tienden a confirmar un origen común.

La Acupuntura y la Homeopatía se sugieren mutuamente, aunque sólo al más profundo nivel; sus técnicas difieren singularmente. Es un error pensar que Occidente se dedicó desde el principio a la fisiología y que Oriente no. Hay un esqueleto y un cadáver en el armario del Este, y aparece en los textos médicos más tempranos. La existencia de docenas de variedades de instrumentos quirúrgicos y médicos asiáticos antiguos, nos recuerda que la tecnología y la ciencia también se originaron allí, pero en condiciones diferentes.

MEDICINA TIBETANA

En el Tíbet hay herramientas con forma de botella con protrusiones y orificios para el diagnóstico de trastornos anales y otras con forma de trompeta para administrar medicamentos a través del ano. Hay sierras, ganchos para extraer tumores y cálculos, y tres tipos de cucharas, respectivamente moldeadas como el pico de un ave, la cabeza de un sapo y una semilla de cebada, para extraer pus, agua y tumores de cavidades superficiales e internas del cuerpo. También hay una diversidad de punzones y escalpelos, los primeros con formas de cabeza de león, pico de cuervo, etc., y los últimos como la pluma de un halcón o un buitre.

China tuvo una posterior tradición de oposición a la cirugía porque violaba el espacio sagrado del organismo. Sin embargo, su tecnología médica es la más temprana. Hay fabulosos informes del siglo II AC sobre trasplantes de corazón. Pero como la cirugía y la anatomía no “pegaban” con la filosofía curativa china, fue una Europa históricamente muy posterior la que desarrolló el sistema global de tecnología médica.

Mientras tanto, la magnitud de medicina tradicional china practicada en el mundo actual es mucho menor que la aparente a primera vista. La República Popular hace uso de las técnicas de la acupuntura y la medicina folklórica rural pero abandonó textualmente la mitología y el sistema general subyacentes.

Ese sistema se perdió totalmente en China, excepto por la forma en que los médicos tradicionales chinos lo preservan en su práctica y legado o por como la China de Mao efectivizo, en cierta forma, la transformación industrial del siglo veinte de los libros sagrados chinos a un lenguaje occidental.

Nuestro actual acceso a semejante variedad de sistemas y tradiciones es además engañoso. Carecemos del tiempo como del conocimiento o entrenamiento personal como para incorporar estas cosas a nuestra cultura.

GLOBALISMO DE LA EDAD DE PIEDRA

El chamanismo, con  la extracción mediante succión del objeto de la enfermedad, es una actividad principal en el Hemisferio Sur, incluyendo Sudamérica, los archipiélagos del Pacífico y el Atlántico y Australia. También en la costa noroeste de Norteamérica (influencia asiática paleolítica tardía).

Influencias aborígenes de Asia y el Pacífico sobre Sudamérica parecen haber generado allí un predominio de la curación mediante el trance y el chamanismo. De hecho, muchos sospechan la existencia de una fraternidad de Chamanes del Hemisferio Sur.

Con la importación al Nuevo Mundo del Vudú del Oeste africano a través de los barcos de esclavos, vemos el surgimiento de formas híbridas de curación chamánica y crisis de posesión por espíritus desencarnados. El prestigio tercermundista del vudú transatlántico implicaría un vínculo anímico entre las islas caribeñas, el continente americano y la madre tierra africana.

Sudamérica es el centro planetario de la medicina alucinógena, utilizada tanto para curar enfermedades como para el entrenamiento de sanadores. Esta tradición surge en las remotas civilizaciones de la jungla de Bolivia, Ecuador y Brasil. Y es exportada luego hacia las culturas agrícolas y militares de Méjico, Guatemala y Perú.

MEDICINA ASIATICA

Contamos con una serie de traducciones parciales, a menudo inexactas, de textos médicos orientales tradicionales. Y también con la existencia real del arte de curar tal como fue transmitido por asiáticos a americanos y por americanos a otros americanos mediante discipulado.

El texto más destacado es “The Yellow Emperor’s Classic of Internal Medicine”, traducido al inglés por Ilza Veith.

Pese a ser muy complejo, simbólico, y a su traducción desafortunada, sobrevive dificultades de tiempo, espacio y lenguaje. Propone una doctrina de la condición humana clara, incisiva y a menudo terrorífica, y la fundamentación absoluta para la vida en este planeta.

No es un libro médico en nuestro sentido del término. Es, en primer lugar, una filosofía de la naturaleza y de la formación de la materia. Es un texto médico porque trata el tema de cómo el hombre llega a la existencia y perece. Presenta una tecnología médica en el contexto de sus investigaciones sobre la naturaleza.

EL EMPERADOR AMARILLO

  • Premisa básica de su cosmología: la naturaleza se origina a partir del interjuego de fuerzas eternas.
  • Nunca las vemos pero todo lo que vemos, incluso nuestro acto de ver, es su efecto.
  • El texto tiene quizás 4.000 años y, obviamente, los principios que describe son más antiguos.
  • Sin exagerar, es una de nuestras únicas guías hacia la medicina de la Edad de Piedra tardía.
  • Al igual que otros textos de esa edad que podemos obtener de fuentes egipcias, escandinavas e incluso del Nuevo Mundo, éste vive en un mundo de creación incesante, cambio cataclísmico y la supeditación de todos a una severa e impiadosa jerarquía de dioses y ley.

Y HOY, ¿DÓNDE ESTAMOS?

  • Comiendo alimentos provenientes de todos los climas y continentes,
  • Y tratando de adaptarnos a un texto ancestral compilado a partir de cientos de generaciones de maestros que permanecieron en un único lugar, sin tecnología grandilocuente ni pretensiones globales, observando, registrando y curando.

Y MIENTRAS TANTO, ¿CÓMO SIGUE LA MEDICINA?

  • La sanación no existe merced a la autorización de nombres: existe de hecho.
  • La medicina se zambulle en la naturaleza tal como ésta es, con todas las asperezas y tendencias locales de las cosas.
  • Se descubren tratamientos apropiados en todas las culturas, mientras la gente nace, habita este mundo, y muere.
  • Existen muchas maneras de usar las agujas, y también muchas formas de utilizar las manos. Esta es la claridad de la medicina folklórica.
  • Es indudable que los doctores aldeanos legos florecieron por toda la China tradicional y continúan prosperando en muchas zonas del mundo.

AMERICA DEL NORTE PRE-GLOBALIZACION…

  • Sustancial tradición folklórica norteamericana “underground”.
  • Cada grupo de inmigrantes trajo sus propias recetas caseras y técnicas nativas.
  • Éstas se mezclaron y superpusieron, especialmente en las áreas rurales pobres y en los crecientes conurbanos del siglo XIX.
  • Además del herborismo europeo, hoy seguimos redescubriendo componentes de vudú africano en el Sur (Nueva Orleans) y de la medicina oriental en el Oeste (San Francisco).
  • Aporte sustancial de la medicina folclórica de Alemania e Inglaterra.
  • Pero también de la española, irlandesa, escocesa, semítica, escandinava, finlandesa y europea oriental.
  • Y una importante transmisión de la medicina nativa norteamericana proveniente de tribus contemporáneas y del contacto entre sus antecesores y viejos herboristas europeos.

MÁS MEDICINA TRADICIONAL ASIATICA

  • Las medicinas de India y China han dominado Asia del mismo modo en que la medicina europea dominó las tradiciones nativas de Europa y América.
  • La medicina China es más fuerte en Tíbet y en Vietnam, mientras que en el Sur y el Sudeste asiáticos predomina una mezcla de medicina hindú, budista, parsi y musulmana.
  • Posible conexión entre Asia y América del Norte, Australia y África.
  • ¿Es el cuarzo un elemento básico de algún temprano complejo curativo del Viejo Mundo que se esfumó en la mayoría de regiones pero fue retenido en África, partes de América del Norte y Australia?

MÁS ALLÁ DE LA HISTORIA Y LA CIENCIA

  • La brecha entre medicina prehistórica y medicina antigua es como la brecha entre la prehistoria y la historia: artificial y, sin embargo, substancial.
  • Los primitivos códices médicos de Occidente –egipcio, babilónico y griego- ya sugieren una formalización de la teoría y la práctica médicas bastante diferente a todo lo que podamos encontrar en las culturas aborígenes de la actualidad o en la arqueología de los pueblos occidentales preliterarios.
  • El Corpus Hipocrático (siglos IV y V AC), es el punto de inicio usual para la medicina Occidental, y, pese a estar lleno de ideas mágicas, es claramente un libro científico pionero, tal como lo es el Tratado del Emperador Amarillo.

160.000 GENERACIONES DE MEDICINA HUMANA

  • La separación entre estos textos escritos y la medicina preliteraria es pequeña, en muchos puntos casi inexistente.
  • Ambas se ocupan de la farmacia y del curso de la enfermedad.
  • Ambas desarrollan teorías de la medicina en el contexto de teorías generales de la naturaleza.
  • Ambas permiten una activa práctica lega de la medicina, aunque al desarrollarse las economías civilizadas, la medicina también se convierte en una profesión.
  • La diferencia más significativa es la escritura misma, porque permite una continuidad de especulaciones a través de las generaciones, e incluso transculturalmente, del modo en el cual los persas sucedieron a los egipcios y asirios y los griegos sucedieron a todos.
  • Estas tempranas civilizaciones eurasiáticas iniciaron la investigación documentada sobre la naturaleza de la enfermedad y de su tratamiento, y establecieron los términos y asuntos que la ciencia futura continuaría luego.

Milenios más tarde,  la ciencia se ve literalmente obligada a replegarse para descubrir que posee enrizamientos indispensables en las ceremonias y habilidades prehistóricas.

Nos queda una curiosa paradoja: hemos olvidado cuál empezó primero, si la medicina primitiva o la antigua, porque hemos vivido con la medicina antigua desde nuestra infancia, mientras que descubrimos la medicina primitiva apenas como si fuese ayer.

 

CONTACTENOS

Enviando

©2022 Instituto Argentino de Terapia Neural

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?