Cada vez es mayor el número de niños golpeados por sus padres que llegan a la guardia de nuestros hospitales. No hay datos acerca de los que no llegan. Para Arnaldo Rascovsky, 72 años, creador y líder de Filium, el filicidio es cualquier situación de sufrimiento, negligencia, maltrato, desvalorización, abandono, sobreprotección, mutilación y matanza de los hijos. Lo que no es poco. Padres o no, todos hemos sido niños, y no quisiéramos vivir con nuestros hijos situaciones de extremo dolor que sí conocemos en carne propia y que en muchos casos han destruido nuestro amor filial (nuestro amor, al fin).

Porque la muerte no es vida, porque la muerte no es amor, nos vimos con Rascovsky; quizás también porque, aunque polémico, ácido y controvertido, su decir puede ayudarnos a

 

DEFENDER NUESTROS NIÑOS

 

Jorge Kaczewer entrevista al Dr. Arnaldo Rascovsky (reportaje inédito realizado en 1983)

 

            ¿Cómo ve la situación asistencial de los niños argentinos en este momento?

            Como todo, la asistencia del niño está muy deteriorada. Por eso han aumentado enormemente la mortalidad infantil, el analfabetismo y la violencia. Porque la violencia es una resultante del abandono de los hijos. El instrumento socializante, se llama madre. Cuando se deteriora el vínculo materno-filial, la agresión estalla. El ejemplo más interesante lo dio Rusia. Rusia, con la revolución del 17 trajo el amor libre y a los hijos los crió el Estado. Quince años después tenían niños salvajes, no socializados, que asolaron el país. Yo hablé con gente rusa, estuve en Leningrado y Moscú. El problema más grave que tuvo la Unión Soviética fue socializar las hordas de niños salvajes que arrasaban el país. Treinta o cuarenta mil chicos violando y matando sin reparo, de este a oeste y de norte a sur, hasta que surgió Makarenko. ¿Saben que Makarenko es el héroe nacional más importante de la Rusia Moderna? Era maestro, escribió libros que están traducidos al castellano, El problema de la Educación, entre otros. Creó y organizó las granjas familiares; volvió a establecer vínculos familiares para sociabilizarlos. Y hoy Rusia es un país más puritano que el país más católico en materia de asistencia y mantenimiento del vínculo familiar.

            ¿Podría afirmarse entonces que un matrimonio que no crea un vínculo sano con el hijo está criando un fascista potencial, tanto de derecha como de izquierda?

            Pero por supuesto. Miren, el otro buen ejemplo está dado por el surgimiento del nazismo. Porque todos somos antinazis, pero tenemos que ver cómo esa gran Alemania del período anterior, la de Thomas Mann y Albert Schweitzer, esa Alemania grandiosa en su cultura, cayó en el estercolero que fue el nazismo. El nazismo es el resultado de los hijos abandonados en la Primera Guerra Mundial. Entra en el poder en el 33 y la primera guerra termina en el 18, es decir, quince años después. Cuando esos chicos llegan a la adultez, son los grandes sostenedores del nazismo.

 

PADRES SUSTITUTOS

 

            Todavía existen maestros que retan a los chicos que no se paran firmes en la fila. ¿Cómo hacer para que la escuela deje de ser un instrumento represivo más?

            El filicidio sigue dominando el mundo. Los maestros son pésimos. En cuanto haya buenos padres, desaparecerán esos sutiles subterfugios simbólicos. Uno de los gabinetes de Filium es la “Escuela de Orientación para Padres”. Los padres deben ser educadores. Educación es amor. Los católicos no entienden el cristianismo; el mensaje esencial de Jesús es “amaos los unos a los otros”. Jamás se pronuncia contra la vida sexual. ¿Saben lo que quiere decir fornicar? ¡Tener relaciones con prostitutas! Fornicar proviene de formecem, que en latín quiere decir prostíbulo. Y fornecem, provienen de fornix, que quiere decir puente… Porque las prostitutas estaban en los puentes. Cuando se establecieron en casas se las llamó fornecem que viene a ser “las del puente”. En cualquier diccionario, fornicar quiere decir comercio sexual con prostitutas. Pero son los sistemas clericales los que convirtieron el fornicar en cualquier tipo de relación sexual, lo que es absolutamente falso. La iglesia católica ofrece un padre sustituto para el padre malo que no existe y crean la asistencia de un padre igualmente malo que no existe que se llama Dios.

            Actualmente tenemos en el mercado otro género de sustitutos para el padre, el de los gurús…

            Es la imagen del padre filogenético. Un amigo me dijo que en Estados Unidos, la verdadera peste es que cualquier tipo que se para en una esquina y se ofrece como el padre, el padre divino, el padre de los jóvenes, el padre verdadero, auténtico, encuentra inmediatamente cien tipos que lo mantienen. ¿Y por qué? Por la falta de padres. La cultura contemporánea ha llegado a tal deterioro de la imagen del padre y de la madre, que el individuo nace con una ansiedad de padre y anda buscándolo desesperadamente. Dios surge de la falta de padre; por eso es Dios-Padre. Mientras más hijos naturales tiene un país, más fanáticamente religioso es.

 

LA MADRE SUBVENCIONADA

 

            Los junguianos hablan de un resurgimiento del espíritu femenino, de reivindicación de lo femenino: como que para estar en contacto equilibrado con la realidad en estos momentos, hay que reconocer las partes femeninas que cualquiera tiene, hombre o mujer.

            Bueno, lo que está surgiendo es una reacción contra el patriarcado, que es una canallada de la historia. La mujer es más inteligente que el hombre.

Entonces, ¿cómo describiría el papel de la mujer en la historia? ¿Tanto fascismo y machismo constituyen una compensación frente a la superioridad de ellas?

            Existe una frase en el Talmud que les va a dar la explicación: “La mujer es diez veces más inteligente que el hombre pero un hombre vale por diez mujeres”. En Argentina, la situación de la mujer es muy difícil. Esto es una colonia, que además, fue un país con un gran porvenir. En 1905 se decía que había tres grandes países; tres países que prometían: Suecia, Canadá y Argentina. Suecia y Canadá cumplieron. Estuve el año pasado en Canadá y es realmente una maravilla. Y en Europa, las mujeres tienen muchos más derechos. En Suecia, es un placer ver que la mujer se encuentra en un plano de absoluta igualdad con el hombre. Por ley está prohibido pagarle menos, discriminarla. En el ministerio sueco hay varias mujeres. Uno entra a un hotel y el gerente es una mujer. Las tres cuartas partes de los hoteles de Estocolmo están a cargo de mujeres. Están en un plano total de igualdad. Eso trajo un deterioro en la función materna. La mujer sueca tiene, con las nuevas leyes, un año de licencia con goce de sueldo pagado por el Estado cuando nace su hijo. Porque en este país la mujer trabaja como el hombre…

            Pero a la vez, ¿no es Suecia la que tiene porcentajes de suicidio más altos?

            Suecia tiene ocho millones de habitantes, la tercera parte de Argentina. Es uno de los países más destacados en la producción industrial y científica. Y mucho se debe a la enorme contribución de la mujer. Pero esto implicó el abandono de algo que debía ser prioritario, la maternidad. Después se dieron cuenta que no sólo tenían suicidios sino también depresión crónica, alcoholismo, homosexualidad. Las leyes que mencionaba son recientes y surgieron para valorizar la maternidad, para que la mujer deje todo por la maternidad. Es decir, la contribución de la mujer a la sociedad sería valiosísima, pero ella tiene que dar prioridad a la maternidad. Se me acusa de pretender que la mujer no trabaje. Están muy equivocados. La maternidad, para un promedio que según la demografía actual es de dos hijos, le exigiría a la mujer seis años de dedicación a los hijos. Un promedio de mujer con setenta años de vida tiene sesenta y cuatro para hacer lo que se le antoje. Son sólo seis años que se les piden que dediquen. Toynbee dijo que a la madre habría que subvencionarla en todos los países del mundo. Pero con un salario equivalente al de un magistrado, de un piloto o un profesor. No un salario de miércoles para que la mujer sea tan indigna como el  último peón de la última fábrica. Ser madre es una función muy elevada.

Si a usted le dicen que hay que cuidar a la madre y que críe hijos más sanos pero para que se produzca más, ¿qué contesta?

            Hay que cuidar a la madre; yo creo que el Estado debe subvencionar a las madres para que sean buenas madres.

 

CUIDAR LA TIERRA

 

            Un estudio efectuado por la ONU sugiere que si los países del Tercer Mundo quisieran producir al igual que los de “primer nivel”, necesitarían explotar 16 veces más intensamente los recursos de la tierra — petróleo, minerales, …

            Desconozco ese trabajo. Por ejemplo, el petróleo es en este momento un elemento que comienza a escasear. Si la energía nuclear se aprovechase de forma correcta, y no para hacer bombas ni destruir el mundo sino para aprovechar su potencialidad, el problema estaría casi resuelto. Vivimos una situación en la cual las organizaciones universales de hecho no se preocupan por la salud. Es vergonzoso estimular el consumo del tabaco cuando se sabe que en nuestro país mueren anualmente 125.000 personas a causa del tabaco. Por eso éste y otros temas están manejados por gente que no tiene ningún interés en producir bienestar, gente al servicio de la muerte y la destrucción de la persona.

Las leyes de la muerte educan por y para la muerte.

Pero en este momento, la humanidad está tomando conciencia de su peor enemigo; los militares y la cultura bélica.

Un artista y clarividente argentino alguna vez afirmó que, en este país, nuestro destino con los militares es eterno.

            Le voy a decir por qué se equivoca. Su afán destructivo es tan, pero tan grande, que se terminaría el país en muy poco tiempo.

            De hecho, está semidestruido. Una microbióloga norteamericana elaboró una hipótesis llamada Gaia; en ella sostienen que la Tierra es un ser, nuestra madre, y que la estamos matando.

            Exacto. Yo fui niño en una época en que uno se podía bañar en el Río de la Plata; ahora son excrementos. Vayamos a la génesis de toda esta problemática. En el individuo existen dos tendencias fundamentales; tendencias eróticas o de vida, y tendencias agresivas o de muerte. Si predominan las eróticas, éstas pueden controlar a las tendencias agresivas y se vive un mundo constructivo de amor y felicidad. Si por el contrario, se frenan como hoy están frenadas las tendencias eróticas, se despierta la agresividad. Allí es donde interviene primordialmente la madre. El organismo, el instrumento que la Naturaleza tiene para controlar, sublimar y socializar las tendencias de muerte, es la madre. Porque la madre es el único ser vivo que se puede dejar comer sin ser destruido.

CONTACTENOS

Enviando

©2022 Instituto Argentino de Terapia Neural

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?