Terceros molares incluidos:

¿Cuál es la realidad dentro del contexto sistémico?

*Andrea Del Pilar Bernal Gómez

* Diana Lucero Archila Celis

* Mónica Fernanda Dorado Villamil

** Dairo Javier Marin Zuluaga

*** Yosette Osorio Díaz

+ Trabajo presentado como tesis de grado para optar el título de Odontólogas. Primer semestre de 2002.

* Odontólogas, Universidad nacional de Colombia.

**Odontólogo. Universidad Nacional. Especialista en Rehabilitación oral. Profesor Universidad Nacional.

***Odontóloga. Universidad Nacional. Especialista en Odontología Neurofocal y Terapia Neural.

 

RESUMEN

En la práctica odontológica los terceros molares incluidos han sido un tema de particular controversia por las implicaciones que pueden presentar tanto a nivel local como sistémico (1,20). En este trabajo se analizó el comportamiento de éstos desde el punto de vista de la medicina bioenergética confirmando que los individuos se comportan de manera distinta frente a un factor común.

La Odontología Neurofocal ha postulado una teoría según la cual los dientes tienen una relación clara con cada uno de los órganos del cuerpo (25), lo que ha sido comprobado a través del método denominado Electroacupuntura según Voll (EAV).

El estudio de tipo exploratorio descriptivo buscó corroborar si esta relación se cumple de manera estricta teniendo en cuenta factores externos como el medio ambiente, e individuales como enfermedades sistémicas, estados de ansiedad y estados de estrés.

Se evaluaron quince pacientes con un rango de edad entre 18 y 33 años. El criterio de inclusión fue tener exodoncia indicada del tercer molar incluido; se realizaron mediciones de EAV, una pre y otra posquirúrgica, estas mediciones clasificaban el tipo de lesión tisular que pudo ser causada por la presencia del Tercer molar incluido, según la clasificación propuesta por el Dr. Reinhold Voll.(16)

Los valores obtenidos demuestran que esta técnica sirve como marcador de funcionalidad celular de un órgano, pero no es adecuada para dar un diagnóstico orgánico.

Por medio de este trabajo se da un paso para demostrar que la teoría de la relación directa entre los dientes y los distintos órganos del cuerpo no siempre se cumple o que no siempre se afecta el trayecto directo de la relación diente órgano demostrado por Voll, evidenciando que el tercer molar incluido afecta de manera distinta cada individuo, en el que influyen factores externos e individuales, como su propia predisposición a desarrollar enfermedades.

Palabras claves: Tercer molar incluido, Electroacupuntura, Puntos de medición y control.

 

INTRODUCCIÓN

 

La odontología es una ciencia que contribuye de manera directa al mantenimiento de la salud, así como al mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes. La relación que existe entre la presencia de campos de interferencia en cavidad oral y el proceso de desarrollo de enfermedades sistémicas es un tema cada día más investigado por diferentes ramas de la medicina Bioenergética basándose en su pensamiento holístico que afirma que la parte no puede comprenderse sin su relación con la totalidad, – el síntoma es solo una parte de un completo desequilibrio corporal que puede verse en otros aspectos de su vida y comportamiento – (13)

Para el caso del presente trabajo se quiere investigar a través de la técnica de electroedición con la electroacupuntura según Voll (EAV), técnica desarrollada hacia 1959 por el Dr. Reinhold Voll que se basa en la capacidad de resistencia y conductividad de la piel ante estímulos eléctricos (16), parte de ésta se fundamenta en la teoría de los meridianos de acupuntura de la medicina tradicional China(5) y tiene en cuenta el concepto de campo de interferencia que se manifiesta cuando un área tisular patológicamente cambiada, interfiere utilizando la vía nerval, es decir, produciendo una enfermedad por interferencia lejana(10)

El objetivo es buscar información acerca de las funciones orgánicas a través de valores registrados por medio de un aparato denominado Dermatron, el cual forma un circuito eléctrico entre un electrodo pasivo y uno activo, que el operador coloca en los P.M.C (puntos de medición y control); estos puntos se localizan en el extremo distal de la falange media de los dedos tanto de las manos como de los pies por medio de la presión que ejerce el electrodo sobre ellos registran en el ohmiómetro valores que se encuentran entre 0-100 (16) que se nombran en la tabla No.1.

 

Tabla No.1 Diagnóstico del valor de la medición

 

Pero mucho más allá de estos valores, las teorías de meridianos de acupuntura de la medicina tradicional china, sobre las cuales se fundamenta esta técnica, busca comprender el comportamiento del ser humano; “los Chinos dan por supuesto que el universo está cambiando continuamente, su movimiento es el resultado de la dinámica interna de las pautas cíclicas”(13) , por lo tanto, hace más de 3000 años concibieron al hombre como un ser integral que se comporta de una manera diferente ante cualquier estímulo y su respuesta frente a éste depende de sus propias capacidades, del medio ambiente y del factor agresor y no de una receta preestablecida para su resolución.(7, 10)

Debido a que la medicina bioenergética presenta hoy tan alta demanda social, en los profesionales de la salud debe imperar un comportamiento receptivo, responsable y crítico frente a todas estas técnicas nuevas.

 

DISEÑO METODOLÓGICO

Se diseñó un estudio de tipo exploratorio descriptivo, con una muestra de 15 pacientes entre 18 y 33 años de edad, los cuales acudieron a consulta por presentar exodoncia indicada de uno o más terceros molares incluidos en cualquiera de las hemiarcadas dentarias. Su participación fue voluntaria, para lo cual firmaron un consentimiento informado, luego de ser informados minuciosamente sobre las características y el tipo de estudio.

 

Variables Propuestas

  • Paciente: Edad, Género,
  • Diente:-Posición; clasificación según Winter (19,20): Vertical, Mesoangular, Horizontal, Distoangular.

-Espacio antero – posterior según Pell y Gregory: Clase I, Clase II, Clase III

-Altura según Pell y Gregory: (19,20)  A, B, C

  • Meridianos de Electro acupuntura según Voll: (16)
 Degeneración Linfática

Pulmón

Intestino grueso

Degeneración de S.N.C.

Circulación

Degeneración de Alergias

Degeneración del Parénquima

Endocrino

Corazón

Intestino Delgado

 Páncreas

Hígado

Degeneración Articular

Estómago

Degeneración Fibróide

Degeneración de la Piel

Degeneración de la Grasa

Vesícula Biliar

Riñón

Vejiga

Útero / Próstata

 

De cada uno de los meridianos se valoró el lado derecho y el izquierdo

  • Procedimiento: Con odontosección, Sin odontosección. (Ver tabla No.2)

 

Tabla No.2 Relación de los pacientes con las variables propuestas.

Materiales y Métodos

Las mediciones se realizaron a través de un aparato medidor de resistencia eléctrica de la piel llamado Dermatron u Ohmiómetro (ver foto No.1); tomando como valores de referencia los considerados por el Doctor Reinhold Voll para poder realizar el posterior Diagnóstico del valor de la medición.

Foto No.1 Dermatron

 

Las mediciones fueron realizadas en el consultorio de la Dra. Mónica Lucía Name Guerra (Medico Cirujano Universidad del Norte – Barranquilla. Especialista en medicina biológica del Centro de Entrenamiento para postgraduados de la Sociedad Internacional de Homotoxicología en Cali – Colombia. Directora Científica Heel – Colombia. Ubicado en la avenida 19 No 118 – 95 consultorio 203 en la ciudad de Bogotá D.C.) en el siguiente orden:

  1. Medición del Hemicuadrante Mano- Mano: En éste el paciente tomó en cada mano un electrodo positivo o negativo para evaluar el estado energético general, éste se registró como valor guía. Ver foto No.2
  2. Valoración del punto de medición y control (P.M.C.). El paciente conservó en una de sus manos el electrodo negativo de 2.5 cm de diámetro y 10 cm de longitud, mientras que el circuito era cerrado con el electrodo positivo que el examinador ponía en contacto con los P.M.C. de manos y pies. Ver foto 3a y 3b.

Los valores obtenidos en cada medición se consignaron en una tabla diseñada para tal fin (ver anexo 1)

Este mismo procedimiento se realizó una semana después del procedimiento quirúrgico bajo las mismas indicaciones.

 

Para evitar la distorsión de las mediciones por factores externos, se dieron las siguientes indicaciones a los pacientes (8)

  • No tomar estimulantes como café, té, alcohol o bebidas gaseosas ni fumar antes del examen.
  • Evitar ingerir dentro de las 24 horas antes al examen, calmantes o somníferos.
  • No aplicarse crema en las manos ni en los pies antes del examen.
  • No llevar ningún objeto metálico en el cuerpo durante la medición.

RESULTADOS

Conforme a los resultados presentados en el anexo No.1 se seleccionaron los meridianos con mayor significancia por frecuencias (Tabla No. 3) que tanto del lado derecho como del izquierdo a la primera medición presentaron mayor número de valores fuera de la normalidad entre Altos y Bajos y se compararon con los que en la segunda medición se normalizaron, esto con el objetivo de obtener una visión global tanto de los meridianos que presentaban mayor número de cambios como de las variables referentes a los pacientes.

 

Tabla No. 3 Valores con mayor significancia por frecuencias.

 

A partir de la tabla No.3 se derivaron dos tablas que presentan el comportamiento individual de la segunda medición cuando los valores iniciales fueron tabla No.4 Bajos y tabla No.5 Altos. De estas dos tablas se tomaron los meridianos con valores resaltados en azul que son los que presentaron valores más significativos y se realizo el análisis con todas las variables propuestas anteriormente para evaluar la relación.

 

Tabla 4. Comportamiento de la segunda medición (M2) en los pacientes que presentaron (M1) BAJOS.

Con respecto al paciente, al diente y de acuerdo con los resultados de las mediciones realizadas antes y después de la exodoncia de los terceros molares, se analizaron los meridianos que presentaron un número considerable de pacientes con valores fuera del rango de normalidad, también fueron analizados como casos especiales, los pacientes con particularidades en sus mediciones (inconsistencias relacionadas con las variables propuestas y el resultado de la medición de algunos pacientes).

En el meridiano de Degeneración linfática derecho, seis pacientes presentaron valores iniciales bajos en la primera medición (1,3,6,8,9,14) de los cuales el paciente 6 fue el único que no normalizo los valores, en cuanto a similitud en las variables los pacientes (3,6,9,14) presentaron relación en cuanto a la ubicación del diente; los pacientes 1 y 8 se normalizaron después de la cirugía presentando el tercer molar incluido (T.M.I.) en el lado opuesto.

En Degeneración linfática izquierda de los siete pacientes que presentaron valores iniciales bajos (1,4,6,7,9,10,12) se normalizaron seis pacientes después del procedimiento quirúrgico. En cuanto a las variables, los pacientes 1,7 y 10 presentaban similitud con el lado del meridiano evaluado, los pacientes 4 y 12 presentaban el diente en el lado opuesto al meridiano afectado; el paciente 9 presentaba dos (T.M.I) en el lado derecho y normalizo los valores en el lado izquierdo. Como caso especial, el paciente 6 fue el único que no normalizó los valores después del procedimiento quirúrgico ni en el lado derecho ni en el izquierdo, aunque tuvo un aumento importante ya que en la interpretación de los valores estaba en degeneración considerable y paso a degeneración incipiente. En este meridiano tanto del lado derecho como izquierdo si hubo relación entre el (T.M.I) y las variables, además, hay una posible relación entre los valores anormales y la presencia del (T.M.I)

En el Meridiano de Circulación derecho, cuatro pacientes presentaron valores iniciales bajos (1,3,10,11) de los cuales normalizaron (1,3,10); el paciente 11 no normalizó los valores. Los pacientes que normalizaron presentaron valores iniciales incipientes muy cerca de la normalidad; además, el paciente que no normalizó los valores tenia el (T.M.I) en el lado correspondiente al meridiano, lo que sugiere que la presencia del (T.M.I) no tuvo relación con estos resultados.

En Degeneración de las alergias, del lado derecho nueve pacientes presentaron mediciones iniciales baja (1,2,3,4,9,10,11,12,15) de los cuales seis normalizaron los valores (1,2,4,9,10,15), en cuanto a la relación con las variables los pacientes 4 y 9 presentaban el (T.M.I) del lado derecho, los pacientes 1 y 2 presentaban similitud en cuanto a la posición anteroposterior y los pacientes 2 y 15 en cuanto a profundidad, posición y procedimiento quirúrgico. Los pacientes que no normalizaron los valores (3,11,12) presentaban el (T.M.I) en el lado derecho. En el lado izquierdo cuatro pacientes presentaron valores bajos en la primera medición de los cuales los pacientes dos (3 y 4) normalizaron los valores a pesar de presentar el (T.M.I) en el lado opuesto al meridiano evaluado.

En el meridiano de Degeneración del S.N.C del lado izquierdo; tres pacientes presentaron valores iniciales bajos de los cuales todos mejoraron (4,11,12), en la relación con las variables los tres presentaron similitud en cuanto al (T.M.I) ubicado en el lado derecho y en la profundidad del diente.

En los meridianos de degeneración de las Alergias derecho e izquierdo y degeneración del S.N.C izquierdo, a pesar de la normalización de los valores el comportamiento de las mediciones fue muy variado y poco asociado con las variables propuestas para el (T.M.I), lo cual sugiere que la relación entre la presencia del (T.M.I) y los valores es nula.

En el meridiano de Endocrino del lado derecho, cinco pacientes presentaron valores bajos en la primera medición (1,2,7,9,10) de los cuales solo el paciente 9 continuo con valor bajo después del procedimiento quirúrgico teniendo el (T.M.I) en el lado derecho, pero en la interpretación de los valores, pasó de un estado de degeneración considerable a degeneración incipiente. El paciente 7 presentó exodoncia de los cuatro (T.M.I) y en la interpretación de los valores pasó de un estado de degeneración considerable a la normalización de los valores; los pacientes 1,2 , 10 presentaban similitud en la ubicación del (T.M.I) En este meridiano si hay relación entre el (T.M.I) y las variables propuestas.

En el meridiano Hígado del lado izquierdo ocho pacientes presentaron valores bajos en la medición inicial (2, 5, 7, 8, 9, 11, 13, 14) de los cuales se normalizaron cuatro (7,8,9,11). Entre los pacientes que normalizaron los valores, el paciente 7 presentó exodoncia de los cuatro (T.M.I) y en la interpretación de los valores presentaba una degeneración considerable del órgano; el paciente 8 no tenía similitud en la ubicación del diente con el meridiano.

En el meridiano de Degeneración Fibroide del lado derecho; cuatro pacientes (2, 3, 9, 11) presentaron valores iniciales bajos en las mediciones, de los cuales el paciente 2 no normalizó sus valores en la segunda medición, en la interpretación de los valores este se encontraba en una degeneración avanzada logrando pasar a una degeneración incipiente en la segunda medición; Los otros dos pacientes que normalizaron presentaban valores muy cercanos a la normalidad en la primera medición. Como caso especial, el paciente 11 llegó a una medición de 56, la cual se encuentra en el límite de la normalidad e irritación. De los pacientes que presentaron valores altos en la primera medición, sólo uno pasó a la normalidad, lo cual nos sugiere una poca o nula relación de la presencia del (T.M.I) en la alteración de estos valores. En el lado izquierdo cuatro pacientes (2,3,8,11) se encontraron con valores iniciales bajos en sus mediciones, de los cuales al igual que el anterior el paciente 2 fue el único que no normalizó los valores a luego de la exodoncia a pesar de estar en degeneración incipiente en cuanto al diagnóstico del valor de la medición, los pacientes 3, 11; normalizaron valores después de haber estado en de degeneración considerable, también presentaban el (T.M.I) en el lado opuesto al meridiano evaluado y en la misma posición, al contrario del paciente 8. Para los paciente 3 y 11 se sugiere la posible asociación entre el (T.M.I) y la variación de los valores a normalidad. En el paciente 2 el (T.M.I) posiblemente no era la condición irritante que causara valores balos en este meridiano.

En el meridiano de Degeneración de la Grasa derecha; cuatro pacientes (2, 3, 7, 11) presentaron valores iniciales bajos en las mediciones, siendo el paciente 2 el único que no se normalizó, los pacientes 3 y 11 presentaban el (T.M.I) en el mismo lado y los pacientes 7 y 2 en el lado izquierdo, los pacientes 3, 7, 11 presentaban valores con diagnósticos de degeneración incipiente, el paciente 2 fue el único con diagnóstico de degeneración considerable. Aunque la mayoría de los pacientes presentaron valores bajos en la medición inicial, se observó que el (T.M.I) no influyó en la variación de los valores.

El meridiano de Vesícula Biliar izquierda, se reportaron cuatro pacientes (2, 4, 7, 12) valores bajos en la primera medición, de los cuales tres se normalizaron, siendo el paciente 7 el único que no se normalizó y presentó exodoncia de los cuatro (T.M.I), el paciente 2 era el único que presentaba el diente incluido en el lado izquierdo y junto con el 7 presentaba valores con diagnóstico de degeneración incipiente, los pacientes 4 y 12 se encontraban en una degeneración considerable del órgano. En el lado derecho cinco pacientes (3, 5, 6, 11, 13) de los cuales el único que no se normalizó fue el paciente 3, los cuatro pacientes que se normalizaron presentaron el diente incluido del lado derecho presentaban valores con diagnóstico de degeneración considerable a excepción del paciente del paciente 5, el cual era el único que se encontraba con degeneración incipiente. Tres pacientes (1, 9 y 12) presentaron valores altos en la primera medición, de los cuales el único que no se normalizó fue el paciente 3, los cuatro pacientes que se normalizaron presentaron el diente incluido del lado derecho y presentaban valores con diagnóstico de degeneración considerable a excepción del paciente 5, el cual era el único que se encontraba con degeneración incipiente. tres pacientes (1, 9, 12) presentaron valores altos en la primera medición, de los cuales todos mejoraron, todos presentaban valores con diagnóstico de irritación en el área fisiológica, los pacientes 9 y 12 tenían el (T.M.I) con la misma posición y procedimiento. Se puede sugerir una posible asociación entre el (T.M.I) con el lado del meridiano evaluado.

En el meridiano de Corazón Izquierdo; se presentaron cinco pacientes con valores iniciales bajos (1, 4, 9, 10, 12), los cuales posterior al procedimiento quirúrgico normalizaron sus valores; en cuanto a la relación con las variables, los pacientes 9, 12 y 4 presentaban el (T.M.I) en el lado opuesto al meridiano evaluado al contrario de los pacientes 1 y 10; los pacientes 9 y 12 coincidieron con la posición y los pacientes 1 y 12 presentaban la misma relación anteroposterior. El comportamiento de las variables en cada uno de los pacientes fue variado, lo que sugiere que la normalización de los valores no está a expensas de las características del (T.M.I) en cuanto a las variables sino con la presencia misma de este y a la relación entre meridiano y (T.M.I).

En el meridiano de Bazo izquierdo, seis pacientes (4, 8, 9, 12, 14, 15) presentaron valores iniciales a altos, de los cuales cuatro se normalizaron (4, 8, 9, 15) dentro del diagnóstico del valor de la medición los seis presentaban irritación en el área fisiológica; los pacientes (4, 9, 12, 14). Presentaban el tercer molar incluido en el lado opuesto, los pacientes 12 y 14 presentaban similitud en la posición y procedimiento. Debido a que los valores en las mediciones iniciales estaban cerca del estado de normalidad, sugiere que el (T.M.I) posiblemente no tuvo relación con estos cambios, lo que se pudo deber a otros factores no evaluados.

En el meridiano de Riñón, seis pacientes (2, 3, 6, 7, 11, 15) reportaron valores bajos en la medición inicial, de los cuales el paciente 3 cambió a un estado de irritación en el área fisiológica y los demás mejoraron, los pacientes 2 y 15 tenían el (T.M.I) del lado izquierdo y similitud en el procedimiento y posición y con un diagnóstico del valor de estado de degeneración incipiente. los valores anormales presentan una posible asociación con la presencia del (T.M.I); igualmente se sugiere la ubicación (derecho -izquierdo) con el meridiano.

En el meridiano de Vejiga izquierda; tres pacientes (3, 7, 11) reportaron valores iniciales bajos y todos normalizaron, así mismo, presentaron un diagnóstico del valor de la medición igual correspondiente a degeneración considerable. Siete pacientes presentaron valores altos en la medición en la medición inicial de los cuales cinco se mejoraron y los pacientes 1, 9 continuaron igual, los pacientes 6, 8, 10, 14, 15 fueron los que mejoraron, los pacientes 8, 10, 14 estaban en irritación del área fisiológica, además, presentaban el T.I.M del lado izquierdo, los pacientes 6 y 15 estaban en irritación acumulada del órgano. los pacientes 6 y 14 del lado derecho, 8 y10 en posición vertical, 6, 9, 15 mesoangulados, los pacientes 14 y 1 en posición anteroposterior similar, 15 y 14 con el mismo procedimiento. los restantes sin odontosección. Los valores iniciales altos y bajos tienen relación importante con la presencia de (T.M.I), sin embargo no se encontró relación con las variables del diente.

En el meridiano de Intestino delgado del lado Izquierdo, tres pacientes presentaron valores altos en la medición inicial (6, 7, 15) mejorando todos, los pacientes 6 y 7 tenían irritación en el área fisiológica y el paciente 15, irritación acumulada, los (T.M.I) estaban en posición mesoangulada, los pacientes 7 y 15 presentaron el (T.M.I) con igual posición anteroposterior, con la misma profundidad y con odontosección, el paciente 6 presentaba el (T.M.I) del lado derecho.

 

DISCUSIÓN

El presente trabajo evidencia, que la respuesta del organismo ante una condición establecida como factor irritante, es variada en la vía de trayectoria de los meridianos que no es indispensablemente lineal o estricta como sugiere la teoría planteada por el Dr. Voll(23)  y que depende de factores extrínsecos e individuales de difícil control como estados de estrés, ansiedad y estados sistémicos; también del equilibrio que exista entre órganos y sistemas o el desencadenamiento de la reacción por la vía de menor resistencia, independientemente si está directamente relacionado o no con el diente.

El Tercer molar se comportó en muchos casos como irritante, ya que al encontrarse incluido pudo ser este el factor que impedía el flujo de energía, afectando a algunos o varios meridianos en los que el paciente estuviera predispuesto a presentar cambios, inclusive, se presentaron resultados variados en el mismo paciente en el que se evaluaron variables distintas con respecto al diente.

La explicación a esta respuesta del organismo se puede encontrar teniendo en cuenta, que si las funciones del tejido conectivo laxo se ven impedidas por focos o campos de interferencia de sobrecarga constante se dañara progresivamente el mecanismo defensivo del organismo; durante este tiempo el organismo puede equilibrarse dando la impresión de salud, empero, si la influencia negativa del foco o del campo interferente sobre el sistema basal vegetativo y con ello sobre todo el organismo lleva a sobrepasar el límite de tolerancia que conllevan cambios objetivos patológicos para luego plasmarse condicionadamente. Si el límite de tolerancia de un órgano se hallaba reducido con anterioridad debido a una enfermedad antigua ya pasada o a una disposición orgánica heredada, aparecen naturalmente las manifestaciones patológicas mucho antes.(10)

Hasta el momento no se han encontrado reportes en la literatura que presentaran el interrogante acerca de la posible asociación entre alteraciones sistémicas y la presencia de terceros molares incluidos, lo que se ha encontrado son reportes de casos aislados; para este trabajo se propuso hallar la relación con el método de la Electroacupuntura según Voll (E.A.V), el cual permitió la cuantificación de la información y la posibilidad de organización de los resultados de las mediciones en la que se estableciera la posible variación de los potenciales bioeléctricos normales en los meridianos relacionados por el Dr. Voll en su teoría de la relación diente – órgano.

Para este estudio las variables sociodemográficas, del diente y del procedimiento que se consideraron sirvieron como una forma de organización y presentación del trabajo, pero la aplicabilidad practica de estas se da a expensas de una población de mayor número, ya que en esta investigación la relación de estas con los meridianos y con el tercer molar incluido fue muy dispersa.

La Electroacupuntura según Voll (E.A.V) es una técnica que para este trabajo se utilizó como método diagnóstico, cuantificando las variaciones en los potenciales bioeléctricos de los meridianos de acupuntura propuestos por Voll antes y después de la exodoncia de los terceros molares incluidos, pero para aplicar este método adecuadamente se debe tener la visión de la parte con la totalidad o si no tan solo seria una técnica mas que impediría llegar al punto de partida de la expresión eléctrica alterada, en el momento de la electromedicion de un órgano. Debido a esto para dar un diagnostico definitivo, la (E.A.V) se comporta como un método de ayuda diagnostica y se necesita de otro tipo de concepción y en algunos casos de valoración por parte de otras disciplinas.

 

CONCLUSIONES

  1. En la población de este estudio, se observaron variaciones en los valores de electromedición en los PMC de algunos meridianos de acupuntura, posterior a la exodoncia de los terceros molares.
  2. Para este estudio no se tuvieron en cuenta factores externos que de alguna manera pudieron tener influencia sobre el resultado de la electromedición, entre ellos, factores ambientales, hereditarios e individuales.
  3. De acuerdo con el análisis descriptivo se apreciaron variaciones significativas en los puntos de medición y control de los siguientes meridianos: Degeneración Linfática, Riñón, Hígado, Vejiga, Degeneración Fibroide, Vesícula Biliar y endocrino y se corrobora la relación del meridiano de Corazón referida en la literatura.
  4. Según las relaciones diente – órgano preestablecidas de acuerdo al recorrido de los Meridianos de acupuntura, teóricamente se esperaba una relación muy directa de los terceros molares con el meridiano de corazón en donde estadísticamente no se observó variación significativa, factor posiblemente consecutivo al pequeño tamaño de la muestra o al no cumplimiento de una relación enmarcada dentro de una exacta linealidad.
  5. Los valores registrados de los potenciales eléctricos sirven como un indicador de la funcionalidad celular de un órgano; se puede considerar como una buena aproximación a un diagnóstico de la patología presente en el paciente, pero la electromedición sola no es concluyente para emitir diagnóstico y tratamiento.
  6. Con base en los resultados se puede concluir que no existen protocolos ni linealidad en la relación diente – órgano ya que se esperaba una relación directa entre la ubicación del molar y el lado del meridiano afectado, lo cual no se reflejó en los resultados de este estudio.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1.BAPTISTA de Argote, María Eugenia. Consideraciones clínico radiológicas sobre los dientes retenidos. SITA. 1992. 49-53p

2.BOSSY, Jean. Bases neurobiológicas de las reflexoterapias. Masson, S.A. Barcelona – España. 1994

3.BRIGHT, Richard. Tratado Bright Medicina Alternativa. Royal Editorial. 1992 pag 139-151

4.BUSTAMANTE, Jairo. Neuroanatomía funcional. Fondo educativo interamericano, S.A. 1978.

5.CHEN You-wa. Masaje Energético. Intermedio Editores. 1993

6.CORDOBA, A. Compendio de fisiología 2da edición. Interamericana Mc Graw Hill 1996.

7.CORREA Ruben Dario. Acupuntura y dolor, bases científicas de la medicina tradicional china.

8.DE LA ROSA, Raúl. Contaminación electromagnética, las radiaciones y sus efectos sobre la salud. Colección Terapion. 1995.

9.DE LOS REYES, Ferran. Atlas de anatomía. Editores Jover. 1987

10.DOSH, Peter. Teoría y práctica de la enseñanza de la terapia neural según Huneke. Traducción del Dr Germán Duque Mejía. Quinta Edición.

11.GANONG, F. William. Fisiología médica. El manual moderno. 13ª Edición. 1992 Pag 202-208.

12.GONZALO, Luis María. Reflexoterapia Bases Neurológicas. Ediciones Universidad de Navarra, S.A. Pamplona. 1997.

13.KAPTCHEK Ted. J. Medicina China. Una trama sin tejedor. Los libros de la liebre de marzo

14.KRUGER Gustavo. Cirugía Buco Maxilo facial. Ed. Médica panamericana. 1986. Quinta Ed.

15.LAGMAN, Jan Embriología Médica, Segunda Edición. Editorial Interamericana S.A. México. 1969.

16.NAME, Mónica. Electroacupuntura de Voll. Neva-Verlay. Baden Alemania 2000.

17.OSORIO, Yosette, Fajardo Fernando. Mediciones Bioelectrónicas, un nuevo recurso diagnóstico en odontología. Revista Federación Odontológica Colombiana Pág. 36-41.

18.PAYAN, Julio Cesar. La medicina biológica una medicina no comprometida. Ed. Universidad del Cauca. 1993

19.RASPALL Guillermo. Cirugía Maxilo facial, patología quirúrgica de la cara, boca, cabeza y cuello. Ed. Médica panamericana 1997

20.RIES. Centeno Guillermo. El tercer molar inferior retenido

21.RODRIGUEZ, Martín José María. Electroterapia de baja y media Frecuencia. Mandala. 1994

22.ROST, A. Focos dentales Bucales y Maxilares. Saneamiento y terapia coadyuvante. Revista Medicina Biológica. Septiembre-Diciembre. 1993

23.VOLL, Reinhold. Relaciones de focos cefálicos y linfogenos con órganos y sistemas tisulares. Ed Los Robles. Cauca

  1. www.salud.discoveryespanol.com.
  2. www.odontologíaholistica.org.
  3. www.odontologíaNeurofocal.com
  4. www.funcop.010.com

 

CONTACTENOS

Enviando

©2021 Instituto Argentino de Terapia Neural

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?